Martes, 09 Abril 2019 12:11

El campo echa el freno a su huella de carbono gracias a los nuevos fertilizantes

Escrito por UCCI+

La Escuela Técnica superior de Ingeniería Agronómica y de Montes organiza una Jornada técnica sobre fertilización en cereal

El 70% de las emisiones de C02 que genera la producción de cereales son debidas a la utilización de fertilizantes. En el marco de la lucha contra el cambio climático, es necesario un cambio en las técnicas de fertilización en este sector para reducir el impacto sobre el medio ambiente a la vez que se mejora la rentabilidad económica de las explotaciones.

Con el objetivo de abordar esta problemática y aportar nuevas ideas que contribuyan a reducir la huella de carbono en la agricultura, hoy se celebra la Jornada técnica sobre fertilización en cereal, organizada por la Universidad de Córdoba (UCO), la empresa de fertilizantes Antonio Tarazona S.L.U, la Asociación Española de Técnicos Cerealistas (AETC) y la Asociación Española Agricultura de Conservación Suelos Vivos (AEAC.SV), con la colaboración de Agrifood Comunicación, la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes (ETSIAM), Carrefour y Dcoop.

Al acto de inauguración han acudido Antonio Cubero, vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad; Rosa Gallardo, Directora de la ETSIAM; Jesús Gil Ribes, gestor de la finca experimental de Rabanales y catedrático de Ingeniería Agroforestal; José María Basanta Reyes, secretario general de la Asociación Española de Técnicos Cerealistas (AETC); Emilio González Sánchez, director ejecutivo de la Asociación Española de la Agricultura de Conservación; y José Luis Montañés, director general de líneas estratégicas de Antonio Tarazona S.L.U.

Según explica Francisco Márquez, responsable de la finca experimental de Rabanales, a lo largo de la jornada se han presentado nuevas técnicas, como el uso de nuevas moléculas o de inhibidores de la nutrificación, que permiten que el cultivo tenga una mejor nutrición sin tener que aumentar la dosis de fertilizantes. “El objetivo es reducir el impacto ambiental a la vez que se aumenta la producción”, asegura Márquez.

A la inauguración ha acudido numerosos agricultores, técnicos y estudiantes de la ETSIAM, interesados en las nuevas herramientas de sostenibilidad ambiental que, además, busca mejorar la rentabilidad económica de las explotaciones. Se espera que asistan unas 100 personas durante la jornada. Además de exponer cuáles son las nuevas técnicas de cultivo y fertilizantes sostenibles, se presentará el proyecto Innovatrigo, que se dedica a la mejora de la sostenibilidad ambiental y económica de la producción de trigo en España. Al final de la jornada, los asistentes podrán visitar los ensayos que se realizan en la finca experimental de Rabanales.

 

Visto 3123 veces